953 738 035   |   Lunes a Viernes 9-14h | 17-20h   |  
Envios 24/48H GRATIS a partir de 20€   |  
Jabones naturales Olimed

El JABÓN, NUESTRO MEJOR ALIADO

Las moléculas de jabón presentan una dualidad química curiosa: por un extremo son solubles en agua, mientras que por el otro son solubles en grasas. Así pues, actúan como un gancho: por un lado las moléculas del jabón atrapan la grasa y suciedad y por el otro esta suciedad es arrastrada por el agua.

¿Porqué es aconsejable lavarse las manos?

Una gota de jabón diluida en agua es suficiente para desestabilizar y matar a muchos tipos de virus y bacterias, incluido el coronavirus, ya que sus membranas son grasas. Cuando nos lavamos las manos con agua y jabón pasa algo parecido a cómo actúa el jabón con la suciedad: la parte hidrofóbica de las moléculas de jabón se “agarran” a las envolturas lipídicas (grasas) del coronavirus, desestabilizando las membranas e inutilizándolo. Cuando nos enjuagamos las manos con agua, los microorganismos que han sido dañados, son eliminados. En resumen, las moléculas de jabón rompen la envoltura externa del coronavirus, deteniendo su propagación.

Una variante que se ha puesto de moda a raíz de la Pandemia del Coronavirus es el uso de productos de lavado antibacterianos. A este respecto, sólo mencionaros lo que nos dice la FDA:

“actualmente no hay evidencia de que los productos de jabón antibacterianos sean más eficaces en la prevención de las enfermedades que el lavado con jabón y agua” y “que hay indicios de que ciertos ingredientes en estos jabones pueden contribuir a la resistencia bacteriana a los antibióticos y puede tener efectos hormonales”

En Olimed Cosmetics aconsejamos para realizar este proceso, usar Jabón Natural 100% por muchas razones que explicamos a continuación.

El jabón Natural es el resultado de la reacción química entre un álcali (hidróxido de sodio o de potasio) y un ácido graso (por ej. aceite de oliva, aceite de coco, etc…); esta reacción se denomina saponificación. No contiene colorantes artificiales y si se encuentran son también de origen natural (plantas, arcillas, etc…)

Una de las mayores diferencias entre el jabón comercial y el jabón natural es la glicerina que contienen. La glicerina es un líquido transparente que absorbe el agua del aire y es un factor clave para mantener la piel suave e hidratada.

Son respetuosos con el medioambiente. No contaminan y son biodegradables.

 

Podemos encontrarlos de dos formas: Los jabones con hidróxido de sodio o sosa son sólidos, opacos (típicas pastillas o barras de jabón) y los jabones con hidróxido de potasio o potasa son líquidos y más bien transparentes. Se disuelven antes que los jabones con sosa y generan mayor cantidad de espuma.

Si se utiliza una mezcla de agua con sosa para hacer el jabón, ¿cómo es posible que ese jabón sea tan bueno para la piel? Parece una contradicción, pero en realidad no es más que un proceso químico. Cuando combinamos el aceite con la sosa, ésta se transforma y desaparece durante el proceso. La reacción química que llamamos “saponificación“ convierte el aceite en jabón (aprox. 90%) y glicerina (aprox.10%).

Según la FDA, “Hoy en día hay muy pocos jabones naturales en el mercado. La mayoría, ya sean líquidos o sólidos, en realidad son detergentes sintéticos”.

Por el contrario, los Geles y champús comerciales, en su mayoría contienen en su fórmula uno o más tensoactivos derivados del petróleo, como el Sodium Lauret/lauril Sulfate que son los agentes que limpian. Además, contienen sustancias que ayudan al agente tensoactivo en su labor limpiadora como los polifosfatos y los carbonatos que ablandan el agua facilitando el lavado en aguas duras. Suelen contener también agentes auxiliares como estabilizadores de espuma, colorantes y perfumes. Menudo cóctel! ¿verdad? Muchas de estas sustancias son contaminantes para el medio ambiente.

En Olimed Natural Cosmetics, puedes encontrar jabón 100% Natural en sus dos variantes, sólido y líquido y en función del tipo de piel y el uso que le queramos dar:

Jabones Naturales Sólidos y líquidos elaborados bajo la técnica de Saponificación:

 

De aceite de oliva y rosa mosqueta: Es un jabón regenerante y cicatrizante, ideal para pieles maduras y con cicatrices cerradas.

De aceite de oliva y caléndula: Calmante e hidratante, es perfecto para pieles sensibles e irritadas.

De aceite de oliva y arcillas: Contiene arcilla roja, verde y kaolín lo que hace de este jabón un excelente limpiador, antiséptico, calmante y detox a nivel de impurezas. Ideal para pieles grasas y/o con acné.

Gel super hidratante: Gel de baño para toda la familia. Realizado en un alto porcentaje con aceite de oliva virgen extra, que aporta una experiencia de suavidad y limpieza que refresca y relaja la piel. Puedes utilizarlo como jabón de manos, de cuerpo y como champú.

Jabón líquido y champús elaborados con Tensioactivos 100% naturales:

 

Jabón líquido niños: Con aceite de almendras y oliva, deja la piel suave respetando su equilibrio natural. Ligeramente espumoso y con aceite esencial de mandarina, ayudará a la relajación del niño favoreciendo su descanso.

Champú uso diario: Formulado con tensoactivos suaves de gran poder emoliente. Con aceite de Oliva virgen extra y Aceite de Jojoba que proporcionan brillo, suavidad y fortaleza al cabello.

Champú cabello graso: Equilibra y refresca dejando el cabello suelto y brillante. Sus eficaces principios activos como el romero o la granada tratan los desequilibrios del cuero cabelludo controlando el exceso de grasa y la descamación.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar