Envios de 1 a 3 días laborables gratis a partir de 20€
Consigue un 15% de DESCUENTO
trucos para una buena exfoliación corporal

LOS BENEFICIOS DE LA EXFOLIACION CORPORAL

La piel es el órgano más grande del cuerpo y se renueva constantemente. Durante este proceso, las células muertas tienden a acumularse en la superficie, dejando tu piel opaca y sin brillo. Según los especialistas, las células cumplen su ciclo de vida cada cuatro semanas, desprendiéndose y quedando inertes en la superficie de la piel. Si no son eliminadas oportunamente, el aspecto de la piel cambia, luciendo opaca y envejecida. De ahí la importancia de eliminar estas impurezas todos los meses a través de la exfoliación corporal, utilizando productos especializados. Es tan importante limpiar, exfoliar e hidratar la piel de tu cuerpo como la de la cara y estos cuidados son buenos y necesarios sin importar la época del año, pero puede ser especialmente útil en el invierno ya que hidrata la piel cuando está normalmente seca y escamosa.
Debes utilizar un producto específico para tu tipo de piel. El objetivo es eliminar las células muertas de la piel dejándola más receptiva a la acción de los cuidados que se apliquen a continuación (humectantes, hidratantes, anticelulíticos…).
Después de la exfoliación, conviene hidratar la piel ya sea con crema o aceite para nutrirla y más teniendo en cuenta que está más receptiva para absorber el producto al máximo.

En resumen, ¿Cuáles son los Beneficios de la Exfoliación corporal?

Limpieza de la piel, eliminando las células muertas que se acumulan en la superficie

-Favorecer el proceso de renovación celular

Mejor hidratación e incluso bronceado de la piel ya que permite que el tejido absorba la crema o aceite corporal.

-Previene del envejecimiento prematuro porque activa la microcirculación sanguínea, oxigenando la piel

-Produce un buen funcionamiento del sistema linfático, gracias al masaje que conlleva

Elimina los vellos enquistados y molestos

consejos sobre exfoliacion corporal

Pautas para una correcta Exfoliación

Una de las mejores formas de aplicar el exfoliante corporal es en la ducha ya que el vapor de agua prepara los poros favoreciendo el proceso. Puedes ayudarte de tus manos, de una manopla o esponja o directamente con el jabón y darte un masaje con movimientos circulares y ascendentes suaves.

En piernas, empieza por los talones y tobillos y luego ve ascendiendo en dirección al corazón, igual que en los brazos, empieza por las manos y ve ascendiendo hasta llegar a los hombros.

En abdomen, pecho, espalda y glúteos, los movimientos deben ser circulares.

En rodillas y codos es importante insistir, pues son zonas que tienden a deshidratarse más.

En olimed cosmetic hemos creado un jabón exfoliante y anticelulítico que gracias a sus ingredientes cumple una doble función: por un lado exfoliará tu cuerpo por la gran cantidad de algas y polvo de hueso de aceituna que contiene y por otro es anticelulítico gracias a estas mismas algas y sus principios activos en forma de aceite, a la cafeína y al aceite esencial de limón; ahondaremos sobre la celulitis en un próximo post.

Las algas en cosmética se han utilizado tradicionalmente como materia prima en la formulación de productos por sus propiedades beneficiosas para la piel. En nuestro caso se trata del alga fucus vesiculosus, rica en alginatos, yodo y ácidos grasos poliinsaturados. Se usa en anticelulíticos por su efecto drenante y su alto contenido en yodo. También contiene fucano, un polifenol que aporta protección a pieles sensibles y secas. Esta acción se ve reforzada por la presencia de alginatos, con propiedades humectantes y emolientes.

Esta alga ha sido macerada en aceite de oliva virgen extra y posteriormente triturada por lo que nos aporta sus increíbles propiedades tanto en el aceite que ha sido usado para fabricar el jabón como en los trocitos de planta que sirve de suave exfoliante.

No es aconsejable la exfoliación…

Un exceso de exfoliación puede dañar tu piel y la aplicación sobre piel seca puede producir irritaciones; observa tu piel.

No es aconsejable para personas que sufran brotes de dermatitis o personas que tengan la piel muy sensible y reactiva.

Tampoco se debe realizar en caso de quemaduras solares o heridas en la piel.

No utilices el mismo exfoliante para la cara. La piel de la cara es mucho más sensible y puedes irritarla y dañarla si aplicas un exfoliante corporal en ella.

Y tras la exfoliación….

Hidratación, por supuesto. Aunque algunos exfoliantes puedan llevar hidratación incluida, lo ideal es aplicar una crema o loción corporal o un aceite. Es el momento ideal porque la piel está mucho más permeable. Puedes usar nuestra crema hidratante corporal con aceite de oliva y pepita de uva o el aceite corporal superhidratante que lleva una sabia combinación de aceites vegetales y esenciales que dejarán tu piel hidratada, flexible y luminosa.

No hay comentarios

Publicar un comentario
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe un cupón del 15% de descuento