Envios de 1 a 3 días laborables gratis a partir de 20€
Consigue un 15% de DESCUENTO
mujer-con-envejecimiento-cutaneo

ENVEJECIMIENTO CUTÁNEO. CLAVES PARA SU PREVENCIÓN

El envejecimiento cutáneo es un proceso que no tiene un único origen, es la suma de muchos procesos que suceden simultáneamente, algunos podrás contrarrestarlos e incluso evitarlos y otros no, como la parte genética o el paso del tiempo. Lo que sí es seguro es que el proceso de envejecimiento es imparable y lo único que está en tu mano es determinar a qué velocidad lo va a hacer. De tal manera que signos claros de envejecimiento en el rostro, como pueden ser las manchas y las arrugas profundas, son el resultado de exponernos a factores de riesgo y no tanto debido a lo que está escrito en los genes.

Existen 2 factores que afectan al envejecimiento cutáneo:

 

Factores intrínsecos 

Son tus genes y el envejecimiento cutáneo de tipo cronológico, el debido al paso del tiempo.

En estos factores se presenta pérdida de elasticidad de la piel por disminución en la producción de colágeno y elastina, un aumento de la sequedad de la piel debido a una menor producción de las glándulas sebáceas y arrugas finas.

Es decir la piel se vuelve más fina, se pierde grasa y no sólo la producida por las glándulas sebáceas sino también la del tejido adiposo de la hipodermis y los vasos sanguíneos se hacen más aparentes. Se pierde también la cohesión en la unión dermoepidérmica, pero no se presentan arrugas profundas, ni variaciones de pigmentación. Hay personas mayores que tienen una piel envidiable con pocas arrugas, que no presentan manchas y que se puede decir hasta cierto punto que mantienen una piel tersa.

 

Factores extrínsecos

Los extrínsecos son aquellos que vienen dados por el medio en el que vives y tus hábitos de vida, siendo los más determinantes:

Tomar el sol sí, pero sin que se nos vaya de las manos 

El sol produce lo que se denomina fotoenvejecimiento prematuro. La prevención aquí es vital, por tanto si te preocupan los efectos de la edad sobre tu piel la mejor medida que puedes tomar es renunciar a tomar el sol sin control. Ya sólo actuando sobre este punto puedes conseguir resultados mucho más espectaculares que los que te darían cualquier crema o medicamento destinado al cuidado de la piel.

Así la mejor rutina de belleza con diferencia es un buen protector solar y no exponerse al sol sin medida.

El tabaco acelerará el envejecimiento cutáneo

El Tabaco es catastrófico para la piel. Pero ojo, no es solo fumar si no que permanecer en ambientes con humo, produce además de su inhalación, que las sustancias que componen dicho humo puedan depositarse sobre tu piel y repercutan negativamente en la lucha contra el envejecimiento. Si vives con un fumador o si lo eres, ventilar la casa con frecuencia puede hacer mucho más por tu piel que la mejor de las cremas. Otra medida adicional es aumentar tu consumo diario de vitamina C, ya que la concentración de esta vitamina en personas fumadoras es menor que en personas no fumadoras y la vitamina C tiene un impacto directo en la calidad de la piel.

mujer-edad-avanzada-con-envejecimiento-cutaneo

 

La contaminación influye

La Contaminación ambiental no solo deposita partículas nocivas sobre tu piel sino que además puede penetrar en ella y producir estrés oxidativo, lo que acelera el envejecimiento cutáneo.

Si vives en una gran ciudad puedes minimizar el riesgo e intentar ayudar a tu piel para que el impacto de dicha contaminación sea menor, pero es algo que no puedes eliminar de tu vida. Una medida muy sencilla pero que puede suponer una enorme diferencia es que limpies bien la piel antes de ir a dormir, aunque no te hayas maquillado, impidiendo así que las sustancias depositadas sobre la misma tengan durante la noche alguna posibilidad de penetrar a capas más profundas de tu piel y por tanto de dañarla y apliques una crema con antioxidantes o un aceite que sea rico en ellos, como nuestro Sérum regenerador de noche  con alto índice de antioxidantes naturales. La piel está trabajando y reparando estructuras independientemente de si es de día o de noche, por lo que eso de que la piel por la noche trabaja más y las cremas dan mejores resultados es un falso mito. La única diferencia entre el día y la noche es que por la noche tu piel está sometida a menos agresiones por lo que debe de lidiar con menos factores en contra al mismo tiempo que de día.

Somos lo que comemos

Hábitos de alimentación inadecuados, alimentos refinados…. En cuanto a la alimentación, debido a la amplitud y complejidad del tema sólo apuntar que los azúcares refinados no dan más que problemas, se pegan a tu colágeno y lo vuelven rígido, perdiendo su característica principal que es la elasticidad. Este proceso se conoce como glicosilación no enzimática y además el azúcar puede oxidarse generando radicales libres y acelerando aún más este proceso haciéndolo irreversible.

Beber mucha agua, comer abundante fruta y verdura, disminuir el consumo de carne sobre todo roja, evitar la comida basura y hacer ejercicio diario y acorde a nuestra edad son algunas de las cosas que están en nuestras manos y que van a repercutir de manera notable en la salud de piel y cabello y que por tanto van a retrasar el envejecimiento.

Si quieres conocer más sobre el envejecimiento cutáneo, sus causas y cómo prevenirlo o tratarlo te invitamos a que hagas clic en este enlace.

 

No hay comentarios

Publicar un comentario
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe un cupón del 15% de descuento