Envios de 1 a 3 días laborables gratis a partir de 20€
Consigue un 15% de DESCUENTO

ENEMIGOS DE LA PIEL

Los especialistas señalan que para mantener una piel joven y elástica se deben modificar algunos hábitos que reduzcan el impacto de los radicales libres que atacan las fibras de colágeno, elastina y perjudican la hidratación. Por otro lado tu piel tiene que defenderse de agresiones continúas que día tras día dejan huella. Son las causantes del 80 % de los signos del envejecimiento.

Hay circunstancias que no se pueden cambiar como es el paso del tiempo y su repercusión sobre la piel, el primer paso es protegerte y/o evitar:

Mala alimentación

La falta de vitaminas y nutrientes, así como el exceso de grasas saturadas y calorías generan una alteración en el metabolismo lipídico, lo que genera acné, dermatitis seborreica y psoriasis. Si nos alimentamos mal, sin los nutrientes que nuestro cuerpo realmente necesita para cumplir sus funciones podemos ofrecer una piel menos tersa, sin brillo, envejecida, desordenes de diferente índole…., por ejemplo el acné, entre otras causas, está muy relacionado con el alto consumo de carbohidratos refinados y/o alimentos altos en azúcar. 

Las células de nuestro cuerpo están compuestas en un 70% por agua, por eso el hábito de ingerir agua se vuelve tan relevante para tener una piel sana.

 

Exposición a agentes químicos

Nuestra piel está en contacto con partículas dañinas, desde ingredientes abrasivos en productos de belleza hasta la polución/contaminación del aire. Por ejemplo, la dermatitis de contacto es causada por regla general por estar en contacto con sustancias tóxicas, dañinas y contaminantes. Un simple detergente puede causarte este tipo de problemas. Así mismo la mala calidad del aire que respiramos en la casa o en el trabajo donde pasamos muchas horas también es importante ya que tanto la calefacción como el aire acondicionado repercuten directamente sobre la hidratación de la piel haciendo que tenga una apariencia más seca, opaca y envejecida.

Tabaco y Alcohol 

El hecho de fumar aumenta los niveles de producción de una enzima que daña el colágeno, por esto, las personas fumadoras generalmente aparentan más edad; también se destruyen las Vitamina A y C que son vitales para una piel saludable y afecta la circulación sanguínea reduciendo la oxigenación de los tejidos.

En cuanto al alcohol en exceso produce envejecimiento prematuro, genera opacidad y un color pálido en la piel.

Maquillaje

Muchas de las afecciones de piel que podemos encontrar pueden estar causadas por un abuso en el uso del maquillaje o la baja calidad del mismo. Los poros terminan tapándose y más si te vas a la cama sin desmaquillarte. 

Falta de ejercicio

Es porque cuando aumentamos el flujo sanguíneo, es decir, cuando nuestro corazón bombea más rápido, estamos llevando más nutrientes a todas las células incluyendo las de la piel. Salvo alguna contraindicación como las pieles sensibles que se ven afectadas por el ejercicio algo intenso, debemos mantenernos activos. 

Pérdida repentina de peso

Hacer dietas drásticas o con efecto rebote y/o someterse a cirugías para bajar rápidamente de peso lo único que logran es dañar la elasticidad de la piel apareciendo las estrías y la flacidez. Lo más sano es tener unos hábitos que nos ayuden a una pérdida de peso controlada y que la piel tenga la facilidad de ajustarse a las medidas del cuerpo poco a poco. 

El sol

El sol es el causante nº1 del cáncer de piel y del envejecimiento prematuro; la exposición excesiva a los rayos ultravioleta genera manchas, reduce la hidratación y favorece el desarrollo de cáncer, por esto es importantísimo ser conscientes de la importancia de usar siempre un buen protector solar.

Por otro lado, necesitamos el sol para sentirnos con energía, y también para sintetizar la Vitamina D encargada entre otras cosas de mantener nuestros huesos fuertes; y este proceso se da en las capas de nuestra piel. Mi recomendación es que si te vas a exponer al sol que sea en las horas menos fuertes del día y con un buen protector solar.

nervios

Estrés

 Favorece el desarrollo de arrugas, provoca mala calidad del sueño lo que propicia la aparición de ojeras, acné y hace más vulnerable a la piel al medio ambiente. Además, puede complicar enfermedades cutáneas como dermatitis, psoriasis y rosácea.

Envejecimiento hormonal

Después de la menopausia se pierde hasta un 30% del colágeno, por lo que la piel pierde firmeza y la aparición de arrugas se profundiza.

No siempre tenemos cuidado o estamos prevenidos y alerta a todos estos enemigos de la piel, por esto una buena Hidratación Natural puede facilitarnos la labor. En Olimed Cosméticos queremos que así sea, por eso siempre intentamos aconsejar para prevenir desde la Salud elaborando Cosmética Natural respetuosa con todo nuestro cuerpo y con el medio ambiente que nos rodea. En nuestra Web: www.olimedcosmetics.com  Podrás encontrar variedad de productos según tu tipo de piel y también te diseñamos una rutina facial adecuada para ayudarte en esta labor en el siguiente enlace.

No hay comentarios

Publicar un comentario
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe un cupón del 15% de descuento